NOVEDADES

Extensiones de pestañas: te contamos nuestra experiencia

Extensiones de pestañas

Que las extensiones de pestañas están de moda está claro. El resultado es espectacular y no hay celebrity que se resista a ponérselas. Sin embargo, su duración es limitada y mucha gente se plantea si vale la pena. ¿Cómo se colocan? ¿Molestan? ¿Hay trucos para que te duren más? Te contamos nuestra experiencia para que decidas si vale la pena o no.

Cómo se ponen las extensiones de pestañas

Lo primero que tienes que saber es que necesitas encontrar un ratito libre porque vas a necesitar por lo menos una hora. Eso sí, como tienes que estar en una camilla con los ojos cerrados, la chica que me las puso a mí me chivó que hay gente que aprovecha para echarse una siesta 😉

Si vas maquillada, tendrán que retirarte todo y limpiarte bien la piel. A continuación te colocan unos apósitos sujetando las pestañas de abajo para evitar que se peguen a las otras. Esto suena raro cuando te lo cuentan pero en realidad no molesta nada. A partir de ese momento, empieza la colocación y es importante que tengas los ojos bien cerrados todo el tiempo para evitar que te entre pegamento (o sus vapores) porque te irritaría los ojos. Con una pinza especial separan una única pestaña (de las tuyas) de las demás, cogen la extensión, la impregnan de pegamento y las unen. Este procedimiento se repite con todas las pestañas. La cantidad depende de dos cosas: el resultado que quieras conseguir (más natural o más sofisticado) y el número de pestañas que tengas (necesitan cada pestaña tuya para colocar la extensión, así que si tienes pocas es posible que tengan que ponerte menos).

Además de la cantidad de pestañas, la otra característica que afecta en el resultado es la longitud. Hay extensiones de varios tamaños y, cuanto más largas sean, más llamativo será el resultado. Yo elegí unas «cortitas» porque quería un resultado más natural y, aún así, la diferencia con mis pestañas naturales era impresionante.

Como la colocación es una a una, tardan bastante tiempo. Una vez que terminan, te piden que abras los ojos lentamente para comprobar que no se ha pegado ninguna a la piel y que no se te ha colado nada de producto en el ojo; después, te retiran el apósito.

Ventajas de las extensiones de pestañas

El resultado es sencillamente espectacular. Cuando te dan el espejo al terminar la colocación, te parece increíble cómo ha cambiado tu mirada. No solo los ojos parecen más grandes, sino que la mirada es más viva e intensa. Puedes olvidarte de maquillarte los ojos durante el tiempo que las lleves puestas porque el resultado es muy superior a cualquier máscara de pestañas que hayas probado. Por supuesto, también tiene la ventaja de que te levantas con mucha mejor cara, casi con el mismo aspecto que si estuvieras maquillada. Y eso mola mucho.

Si has usado alguna vez pestañas postizas, el resultado es muy parecido pero, en este caso, no tienes que retirarlas por la noche y pueden durarte todo un mes.

Otra de las ventajas que le encuentro es que las extensiones de pestañas son una de esas cosas que la gente no detecta pero sí valora, es decir, te dirán que estás más guapa pero no sabrán a qué achacarlo.

No molestan en absoluto y, salvo algún pequeño detalle a tener en cuenta para cuidarlas, puedes hacer vida completamente normal.

Inconvenientes de las extensiones de pestañas

Aunque empieza a haber ofertas más económicas, las extensiones de pestañas tienen un precio relativamente elevado para un producto que no te va a durar más de un mes. Y la duración es precisamente la otra desventaja principal. Si quieres que te duren, te recomiendan hacerte un retoque a las dos o tres semanas. Nuestras pestañas naturales tienen un ciclo de vida que suele durar en torno a tres semanas. Al cabo de ese tiempo se van cayendo y dejando paso a las nuevas que nos salen. Cada extensión cae cuando lo hace la pestaña sobre la que va pegada. Eso significa que desde el momento que te las pones, empezarán a caer porque habrá pestañas que estaban ya en su ciclo final. A mí se me cayó una antes de levantarme de la camilla 🙁 Se te van cayendo poco a poco y no exagero cuando digo que cada vez que se cae una, te da muuucha pena, jejeje. Aún así, a mí me duraron casi un mes y hubo alguna que se quedó más tiempo conmigo.

A medida que se van cayendo, tienes pestañas de dos longitudes diferentes: las tuyas y las extensiones. La verdad es que cuando te quedan pocas, el efecto es un poco raruno. Yo lo que hacía era ponerme máscara de pestañas y así potenciaba las mías para que la diferencia no fuera tan grande. Si conocéis algún truquito mejor, contadme para la próxima vez que me las ponga 😉

También tienes que tener en cuenta algunos cuidados para que te duren más. El pegamento que usan es incompatible con el aceite (vamos, que se despega) así que olvídate de usar productos oleosos en la zona de los ojos. Si te pones sombra de ojos o eyeliner, no lo retires con bifásico porque todos tienen aceite. Ten cuidado también con los productos que uses para hidratarte. Evita frotarte los ojos y es recomendable que te cepilles las pestañas a diario. A mí me regalaron un cepillito de pestañas para que no olvidara hacerlo. Al principio me parecía que iba a ser complicado mantener todas esas pestañas bien peinadas pero la verdad es que no tuve ningún problema.

Hay un detalle que nadie me había comentado y que me resultó curioso. Y es que las pestañas mojadas (como todo) pesan más; así que en la primera ducha después de ponerme las extensiones de pestañas hubo un momento en que dudaba de si sería capaz de abrir los ojos con todo ese peso, jajaja. Al final lo que hacía era pasarme la mano por las pestañas antes de abrirlos para quitarles un poco de agua.

Esto es lo que te puedo contar de mi experiencia usando extensiones de pestañas. ¿Las has probado alguna vez? ¿Me cuentas tu experiencia? ¿Te sabes algún truco que no te haya contado? Si no las conoces, después de lo que te he contado ¿crees que vale la pena? ¡Estoy deseando leerte!

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


19 − 5 =

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies