NOVEDADES

Los 10 errores beauty que no cometerás en la comida de empresa

ERRORES BEAUTY

Seguimos en plena época de comidas y cenas de empresa y estas, en muchos casos, suelen celebrarse entre semana. La rutina y los madrugones nos superan, pero la comida de empresa no es el día indicado para cometer esos errores beauty que pueden señalarte irremediablemente durante 2019. Ya se sabe lo que sucede en estas ocasiones: los vinitos y las cerves invitan al compadreo, a las risas y, por supuesto, a las críticas despiadadas. Que si «mira qué camisa tan hortera lleva ese», que si «menudo corte de pelo se ha marcado la otra»… Y así podríamos continuar durante todo el post y no acabaríamos. Si quieres ser el centro de las miradas (quién no querría) me parece bien, pero no lo seas por cometer alguno de estos garrafales errores beauty.

Errores beauty: no seas tú quien los cometa, por favor

  • Pelo suciete. Sí, queridas: lo de llevar el pelo sucio es una costumbre más común de lo que parece. Lávate el pelo la noche anterior, no vayas a la pelu tres días antes y aparezcas en la comida con el pelo aplastado. El truco de la coletita sucia NUNCA FUNCIONA: el pelo suele quedar tirante con efecto gomina pero todos sabemos que es grasita (puajjjj). Que te critiquen por otra cosa, pero lo del pelo sucio es para mí uno de los principales errores beauty (y de los más asquerosos).
  • Dientes pintados. Por desgracia, sé de lo que hablo porque a veces me pasa, aunque tengo unas amigas geniales que me avisan antes de que alguien pueda darse cuenta. Imagínate esta situación: vas al baño a retocarte el pintalabios y te ves monísima. Vuelves a la mesa con una sonrisa de oreja a oreja y… ¡Horror! Todos tus dientes están pintarrajeados. Aquí van algunos truquitos: seca bien tus labios antes de aplicarte el labial, no pintes mucho la zona interior del labio e introduce un papelito entre ambos labios para limpiar el exceso de pintura. De todas formas, es posible que te pintes los dientes aunque sigas mis consejos, así que te recomiendo que te sientes al lado de una compi que sea tu amiga (de verdad) por si las moscas.
  • Uñitas descascarilladas. Las uñas son una parte del cuerpo que estará muy a la vista el día de la comida de empresa. Sí, cuando sujetes la copa de vino o cuando agarres el cuchillo para dar buena cuenta de esa carrillera puede haber alguna mirada odiosa que se pose en tus uñas. Quizá no puedas dedicar tu tiempo a hacerte la manicura, eso puedo comprenderlo. Sin embargo, retira por lo menos los restos del esmalte estropeado y lleva las uñas bien cortadas. Piensa que es preferible lucir unas uñas sin pintar que llevarlas descascarilladas (y no hablemos de uñas mordidas, eso no, jo).
  • Ojos de mapache. Te has maquillado a las 7 y media de la mañana, no te ha dado tiempo a retocarte tan bien como tú quisieras, en el restaurante hace calor y zas, se te ha calcado el eyeliner en el párpado. Y eso no es todo: la rayita de abajo se te ha corrido y estás haciendo la competencia a los mismísimos mapaches. Este es uno de los errores beauty más habituales pero nena, ve al baño y límpiate esos ojos con un papelito.
  • Tú no eres Frida Kahlo. Parto de la base de que a mí no me gustan las cejas minimalistas, es más, el lápiz de cejas se ha convertido en mi gran aliado para mis noches de fiesta. Pero ojo, una cosa es lucir unas cejas tupidas y otra muy distinta es aparecer con el entrecejo pobladito. A ver, el día de la comida de empresa vas a hablar con mucha gente: si llevas las cejas horribles se va a notar, créeme.
  • No te trabajes los granitos. Este es un consejo de alguien que ha sufrido un acné severo. Si tienes la mala suerte de que el día anterior te salga un grano gigantesco en alguna zona de la cara, hazme caso: NO te lo toques. Se va a inflamar, te lo aseguro, y como lo hagas esa misma mañana, olvídate: el foco de tu cara será ese grano fatal.
  • No lleves careta. Vísteme despacio que llevo prisa, ¿no? Pues este refrán también es aplicable al maquillaje. Levántate con tiempo para maquillarte como es debido. No te maquilles como si llevaras una careta, es decir, con un cerco visible de base alrededor de la cara. Alguien se dará cuenta seguro, yo me percataría, desde luego.
  • Maquillaje trasnochado. A ver si con la euforia de querer estar guapa se te va de las manos y de repente tienes más colorete que Heidi, una sombra de ojos que chirría y 20 capas de pintalabios. Maquillaje siempre pero con mesura.
  • Comidita entre los dientes. Otro de los errores beauty más peligrosos en una comida de empresa. Mira bien qué comes y cómo lo comes, más que nada porque es la típica cosa que da apuro decirle a alguien pero, si te sucede, es algo imposible de ocultar.
  • Experimentos con el pelo. Estaría genial que el día de la comida de empresa no llevaras el pelo igual que los otros 364 días. Sin embargo, ve a lo seguro: hazte algo en el pelo que sepas hacerte bien (pero bien de verdad) y que te favorezca. Si no manejas las tenacillas, no experimentes ese día, y mucho ojo con los recogidos extraños.

Después de enumerar todo lo que no debes hacer, ahora solo queda una última cosita: ve divina, sonríe, ¡y a triunfar!

1 comentario en Los 10 errores beauty que no cometerás en la comida de empresa

  1. A ver, que complicaciones. Te duchas tranquilamente, te secas el pelo con delicadeza y te vistes. Quien quiere maquillarse? Que si luego vas como una puerta, que mira que mal se maquilla, la raya torcida, el colorete está de más, con lo mona que es y lo mal que se pinta, se viste etc etc.
    VIVA EL VINO!!! Si vais a terminar todas con el rimel corrido, el pintalabios en la copa y los pies destrozaditos y deseando que os los amputen, y perdonad la expresión, pero lo he escuchado mucho.. Yo con mis zapatos nada glamurosos, ahí estoy al final de la velada tan orgullosa y con los pies listos para subir el Moncayo. Sin embargo, queridas lectoras, estrenaré el maquillaje que con tanto cariño me han regalado pero igual ni lo notáis, porque me gusta que la piel traspire y se me reconozca. Y luego quitarse ese emplaste con las toallitas especiales, que te dejan los ojos como si hubieses vivido en una cueva 20 años.. En fin, que disfrutéis vuestras veladas navideñas y felices fiestas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


uno + ocho =

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies