NOVEDADES

Cómo disimular el kilito que te sobra (y reírte ya que estamos)

disimular el kilito que te sobra

Apenas quedan unos días para que se acabe enero, atrás quedaron los polvorones y la Navidad. Aunque los propósitos de Año Nuevo son muy bonitos y enternecedores, estoy segura de que no los habéis puesto todos en marcha. Sí, quizá estás siendo proactiva para ver más a ciertos familiares y amigos (la campaña de Ruavieja nos ha marcado), intentas no beber entre semana y estás leyendo más. Pero, y aquí viene la pregunta del millón: ¿Has retomado el gimnasio? ¿Estás comiendo más sano al menos de lunes a viernes? Si la respuesta es afirmativa, lo más probable es que te hayas quitado esos dos kilitos que ganaste durante las fiestas. Si, como yo, eres de las rezagadas en cuanto a los retos healthy, te doy unas cuantas ideas locas para disimular el kilito que te sobra:

Disimular el kilito que te sobra sin hacer dieta

  • Cambia de look

¿Quién se va a fijar en que te aprieta un poquito el pantalón si te cortas el pelo 4 dedos y además te marcas unas mechas californianas? El foco de atención lo tendrá tu melenón, amiga. Nunca está de más renovarse, dejar atrás los looks cómodos del pasado y lanzarse a la piscina con un nuevo corte de pelo. Piensa que cuando una mujer cambia de look es el preludio de transformaciones más importantes en su vida.

  • Vete de viaje y hazte fotos

De entrada sé que te parecerá una tontería, pero te lo voy a explicar y vas a ver que no. Si lo que quieres es disimular ese kilito que te sobra, nada tan tentador como irse a algún destino exótico y hacerse un montón de fotos para posturear en Instagram. ¿En serio crees que alguien va a notar que has engordado un pelín cuando te haces un fotón con el Coliseo o la Torre Eiffel detrás? Evidentemente no. Y si encima has cambiado tu look beauty y te pones esa falda de animal print que te queda como un guante, nadie se dará cuenta.

  • Sé más simpática que de costumbre

No sé si eres criticona o no, pero si lo eres seguro que tus comentarios «poco amigables» suelen ser sobre la gente que no te cae bien o sobre esa amiga o compi de trabajo que es tan amable como una raspa de pescado. Vamos, que si lo que pretendes es disimular el kilito que te sobra, funciona genial sonreír más a menudo, morderte la lengua antes de ponerte faltona con alguien y mostrarte más solícita.

  • Vete de rebajas y hazte con las prendas trendy del momento (pero que te favorezcan)

Bien, tienes suerte porque ahora sí que hay «rebajas de verdad». Y te lo digo yo que la semana pasada arrasé Zara y con 46€ me hice con 4 pantalones y un vestido. Sí, sí, como lo lees. Aprovecha para renovar tu armario e invertir en las prendas más trendy de la temporada: algún abrigo de pelo, el animal print que no falte (sí, me encanta, me habéis pillado), unos botines de efecto media y algún body potente. No todas tenemos el mismo cuerpo y a cada una los kilitos de más se nos acumulan en un sitio distinto: a unas en las caderas, a otras en la tripita, en el culete… Con esto quiero decir que dentro de las tendencias busques siempre prendas que te sienten bien y con las que te veas guapa.

  • Al cuerno lo que piense la gente

Este es el consejo más importante de todos. Está bien poder disimular el kilito que te sobra, pero aquí lo único que importa de verdad es cómo te veas tú. Si has cogido algo de peso pero te ves estupenda, ¿qué es lo que tienes que disimular? Nada. Que vivan las mujeres reales con curvas y aspecto sano, y si al resto no les gusta pues nada, al cuerno con sus lenguas viperinas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


cuatro + diez =

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies